Seguidores

11.8.10

Amarcord

A Luisito no le gustaba la escuela, es mas, se cagaba en la escuela (y esto no es una metáfora) era frecuente que su mamá llevara una muda de calzoncillos para cambiarlo.
Luisito sufría horriblemente esas horas de encierro en esa institución donde hay señoras que hacen su trabajo de maestras.

2 comentarios:

roberto dijo...

Che y yo tenía maestras que me obligaban a escribir con la mano derecha (obviamente soy zurdo) mi cuaderno era el más desprolijo de todo el grado, porque con la mano iba borroneando la tinta fresca (te acordarás de las plumas y los tinteros, creo que había unas plumas que se llamaban Iridinoid o algo así)entonces la maestra me ponía "Debes ser más prolijo".

luis scafati dijo...

Los tinteros!!! y las lapiceras fuentes, los dedos siempre manchados con tinta azul!! Puede ser que de ahí venga mi afición a las manchas.
Roberto un abrazo y no olvides, debes ser mas prolijo.