Seguidores

6.1.17

RICARDO PIGLIA




Conocí a Piglia cuando dictaba un seminario sobre Julio Cortazar y el cuento en Puán.
Poco después me propuso hacer un comic basado en su novela La ciudad ausente. Le dije que hiciéramos una experiencia gráfica, antes que una historieta, dónde mezclaría diferentes lenguajes y técnicas, le gustó la idea y así trabajamos junto con él y Pablo de Santis en esa novela gráfica.
Hubo una primera edición argentina que publicó Océano-Temas , hoy agotada.
Varios años después se reeditó en España a través del Zorro Rojo, una edición corregida, prácticamente rehíce gran parte de los dibujos. 
Nuestra amistad se fue construyendo casi sin darnos cuenta, habíamos nacido el mismo día con una diferencia de algunos años.
Muchas veces venían a casa con Beba, su compañera, o algunos otros amigos. 
Recuerdo un homenaje que le hicieron en Madrid, parábamos en el hotel Las letras, había otros escritores, después de comer el se retiraba a su cuarto porque estaba escribiendo el discurso de cierre. Puedo ver el gesto que hacía con los dedos cuando se iba, era como que escribía en una máquina invisible. Llegó el día de su disertación. El lugar estaba colmado de público, se aproximó al taburete abrió la carpeta y comenzó su charla. Fue magistral! 
Tiempo después me contó que ese momento fue catastrófico, porque al abrir la carpeta se dio cuenta que había olvidado en el hotel lo escrito durante esos días.
No hace mucho me regaló su libro El viaje de Ida, y me lo dedicó con gran esfuerzo, ya tenía mucha dificultad para escribir. Con cierto humor negro dijo que seguramente esa firma, valdría algún día una fortuna.
Recién me entero que partió, me cuesta creer en la muerte, prefiero aquello que dijo Macedonio Fernandez 
"No sé si existe Dios y no admito que haya castigos y bienaventuranzas, pero creo firmemente que la chispa que arde en nosotros no puede ser aniquilada y que tiene un destino más consolador que la caza del oro."

18.12.16

DRÁCULA













Cuando leí la novela DRÁCULA de Bram Stocker pensé en  la posibilidad de hacer mi propia versión de este relato gótico, oscuro y misterioso.
Comencé a dibujar y escribir de manera anárquica, dejaba que salieran cosas en las páginas de mis cuadernos,  aparecieron  castillos,  bellas mujeres, animales impuros y textos que intentaban modelar la historia.
Cuando nos metemos con el alma en un proyecto, suceden encuentros que tienen que ver con eso que ocupa nuestro tiempo creativo, es como que se arma una constelación que atrae a su centro eso que necesitamos.
Una noche soñé un vampiro, era un monje vestido con algo parecido al traje de ciertos obispos, tenía alas como un murciélago. Modelé esa imagen con resina y papel maché, después la usé de modelo. Dibujaba sobre papel Fabriano , con  tinta, pluma, pinceles, aguadas, carbón, collage, transfer y algunas texturas que hacía con un rodillo de grabado.
Dibujaba de noche, muchas veces a la luz de unos antiguos  candelabros que daban un clima especial que me ayudaba a convocar imágenes.
 Algunas noches sentía en mi estudio inquietantes presencias. Así pasó más de un año, me volví huraño y taciturno.
Junté más de setenta dibujos, parte de los cuales integran hoy la novela gráfica que editó el Zorro Rojo en España, hay una versión inglesa, una checa y una brasilera.
La edición española se agotó y hace muy poco el Zorro Rojo lo reeditó  nuevamente, en una muy cuidada publicación con tapa dura entelada, (algunos ejemplares especiales  tienen gotas de sangre del autor) un lujo asiático que podrías pensar como regalo de navidad.


17.12.16

CREDO





Dibujar con líneas, dejar todos los fuegos de artificio al costado, los efectos y los trucos del photo shop que ya me aburren, dibujar con una pluma y tinta sacándole el jugo a la simple línea.
Esa especie de sismógrafo que conecta tu mano, el cuore y el cerebro.
 Dejar que salga sin que lo interrumpan pensamientos ni ideas.
Dejar tu mano sin ataduras mentales.
Dibujar casi como una respiración, sin pensar quien lo verá, sin calcular cuanto valdrá o en que mercado circulará.
El papel, las líneas y la mano se entienden.
Ser este presente, efímero, frágil, que no admite certificados ni especulaciones.
Estar presente dejando esa huella en el papel, como quien camina a la orilla del mar y van quedando las pisadas en la arena, mudo testimonio de que allí estuvimos.
Descubrir cuantos dibujos guardabas en algún lugar, esa fuente secreta de donde fluyen imágenes, ignorando todo.
Ese es mi credo.

2.12.16

VISITA GUIADA



Me encontraba ilustrando "Las venas abiertas..." el libro de Eduardo Galeano que publicó Página 12, y un mediodía me visitaron Viviana Bilotti y Diego Parés, ambos ilustradores de conocida trayectoria.
Esto sucedió este año, aunque en mi memoria está en el anaquel del siglo pasado. Es que pasaron muchas cosas este año, debería hacer algo así como un memoria y balance.
Por ahora están estos dibujos, como se los mostré a Vivi y Diego, son cerca de cincuenta originales, si venzo la pereza haré una muestra con ellos...algún día, en algún lugar.

2.11.16

POBREZA CERO

Recordando el Juanito Laguna del maestro Antonio Berni, las villas miserias son parte del paisaje latinoamericano. Me pregunto cuántos Juanitos habrán crecido ahí desde que Berni los rescatara en sus inolvidables pinturas.

19.10.16

LITOGRAFÍA










Hace poco estuve en Gral Roca, invitado por el IUPA para dar un seminario.
 En esa ocasión visité el taller de Marcelo Sewald, Me asombró todo lo que ahí atesora, desde una antigua Minerva a bellísimas prensas de litografía, o colecciones de tipografía en madera y diversas piedras litográficas.
Marcelo es un capo artista gráfico que estudia y se documenta sobre las antiguas técnicas de impresión.
Generosamente me invitó a dibujar sobre una de esas piedras. Una tarde entre mates y charlas fui dejando que mi mano de dibujar se explayara sobre la piedra.
Tiempo después apareció un día en mi taller en baires con algunas “pruebas de artista” que él había impreso.
No pude evitar mi entusiasmo al ver la extraordinaria calidad de reproducción que permite esta técnica, quedó latiendo la posibilidad de alguna edición.

 Ayer recibí estas fotos que agradezco a Marcelo.

10.10.16

BABEL (Otra versión)





BABEL
A partir de un cuadro de Peter Brueghel Babel, pintura ejecutada en 1563.
El dibujo  realizado con tinta, acuarela, lápiz y collage sobre papel es reciente. Hice otra versión en pastel y carbón hace algunos años.

5.10.16

GEORGE STEINER DIXIT

¿No se considera un creador?
 No, no hay que confundir las funciones. Incluso el crítico, el comentarista, el exegeta más dotado está a años luz del creador. No comprendemos bien las fuentes internas de la creación. Imaginemos esta situación, estamos en Berna, hace años... Unos niños salen de picnic con su institutriz, que los sitúa ante un viaducto. Los niños pintan, la institutriz mira por encima del hombro de uno de ellos: ¡le ha pintado botas a los pilares! Desde ese día, todos los viaductos caminan. Ese niño se llamaba Paul Klee. La creación cambia todo lo que contempla, para un creador, unos trazos bastan para hacernos ver lo que ya estaba ahí. ¿Qué misterio provoca la creación? Escribí Gramáticas de la creación para comprenderlo. Al final de mi vida, sigo sin comprenderlo. 

George Steiner