Seguidores

16.3.10

La insoportable levedad de los pirulines


2 comentarios:

Roberto Marín dijo...

Capo total, Fati, muy bueno lo de la idea absurda de los libros para niños. Podría haber libros para solteros y para casados, para altos y petizos, etc. etc,

luis scafati dijo...

No tiremos mas ideas que por ahí cunden!!! un abrazo