Seguidores

14.6.12

Troesma


¡Que maestro Suárez! Te miraba los brazos y te decía: “vos si, vos no”, si te decía no, olvídate, fuiste. Pero si te aceptaba te enseñaba todo, no se guardaba nada.
Te tenía horas mirando el vuelo de las palomas.”Si ellas pueden… ¿acaso sos mas boludo que las palomas?” era su muletilla.
 Practicábamos horas el movimiento de los brazos. Suárez te chamuyaba,¡ que teórico!, un maestro, hasta que con el correr de los meses sentías que eras un pájaro.
Un día te decía: “Vos pibe, ya estás, cuando quieras.”
Entonces el pibe se paraba en la cornisa y contemplaba desde el piso 25 la ciudad a sus pies, la gente caminando como hormigas, después abría los brazos y se largaba.
Siempre  algo fallaba, “imponderables” decía Suárez compungido.
Fueron diecisiete que se hicieron mierda contra el piso.
 Finalmente un día a Suárez lo encerraron, le dieron como 20 años por inducir al suicidio.
Ahora en el penal, tiene una corte de seguidores, les enseña a atravesar la materia. ¡Un maestro Suárez!


3 comentarios:

Catriel Torres dijo...

Bueno, Castaneda hacía exactamente eso...

Juan Álvaro dijo...

Si Suárez era un maestro, ¡¿qué decir de Scafati?!

JOB MAQUIAVELO dijo...

Que tal Luis, me gusto la anécdota, pero se me hace difícil saber si es cierta o es un invento, ademas busque ninfo en Internet y no sale nada. Podrías darme mas info si sos tan amable?