Seguidores

23.6.12

Alta cultura




Muchos programas “culturales” en la tele, parecen programas de humor, no puedo dejar de reírme como loco. Partimos de esa concepción vernácula de la “alta cultura”, donde todo es engolado, tan serio que da risa, tan elevado y lejano.
¡Es la tilinguería con títulos la que pilotea el acontecer  cultural en Argentina.!
En un canal especializado en el tema, canalá , he visto varias veces un programa imperdible, se llama Marchand.
 Me desternillo de risa, el esquema es este: una persona decide iniciar una colección de pintura, por lo tanto visita diversas galerías donde se exhiben cuadros. Como si fuera un realyti la cámara lo acompaña por diferentes galerías de arte, donde los marchands o dealers, lo asesoran  al respecto. Los argumentos de estos tipos para vender un cuadro rozan lo surrealista. “Tenés que pensar que para invertir en una obra, debés apuntar a los consagrados, eso te asegura que cuando necesites vender ese cuadro por  equis motivos fácilmente  encontrarás una acogida en el mercado” aconseja, suelto de cuerpo, uno de estos personajes , mientras saca de trastienda un cuadrito ignoto.
Todo gira en torno a la inversión, la cotización, la trayectoria, el mercado.
¡Cuanta mentira¡
Si querés invertir, le diría yo a ese “comprador” comprate un Van Gogh, pero con cuatro mil dólares no podés empezar a hablar.
Si querés ser coleccionista, primero tenés que calentarte con algo, no consultar lo que te conviene.
Deberías preguntarte qué te gusta, abrir los ojos y el cuore, sentir algo.
Pero claro, soy un burro, me tomo en serio un programa de humor. Pardón!


2 comentarios:

Chuki dijo...

Divertido, en efecto. Por estos lares pasa lo mismo, con sumas de dinero mas considerables, pero es la misma cagada.
Porque no hacer un reality con los artistas que quieren vender un cuadro?

Che que lindas calaveras.

FinsterZeint dijo...

Gracias!!