Seguidores

9.8.09

Son dos extraños ejemplares que imagino en la pecera de un acuario. Si una palabra los definiera sería una suma de bronca, hastío y resignación.
Una pareja de carne con el cuore de mármol.
Parejas…¿hay algo mas difícil que esa construcción?

2 comentarios:

Maricel dijo...

Maravillosas reflexiones. Eran los artistas clásicos unos idealistas del amor ó somos nosotros, los de esta era unos necios ? Sin embargo tu visión forma parte de la realidad. Pocas obras de este tipo como las de Rodin se ven en los tiempos que corren, hay mas denuncias que celebración en el arte. Y celebrar parece ir en contra de la realidad, estar desencajado. Reflexiones de doña nadie, nada más.

luis scafati dijo...

Es verdad Maricel, pero también puede ser que esa denuncia busque la celebración, descubrimos la herida para curarnos.