Seguidores

30.11.11


Mientras tanto  imagino al conde con su oscuro atuendo, en alguna playa de Bahía, a la sombra de cocoteros,  bebiendo una caipirinha  mientras mira los apetecibles cuellos de garotas cimbreantes.
 Todo contado en portugués, ese idioma deshuesado que canta las más bellas canciones del planeta. Tristeza nao tem fim…

4 comentarios:

balbi lopez dijo...

Belas ilustrações
abraço

luis scafati dijo...

Obrigado,Balbi.

Saya dijo...

Hermosas imágenes... hermoso blog... Un saludo...

luis scafati dijo...

Que bueno que te guste, por lo que pude ver en tu blog hay algunos puntos de encuentro. Un abrazo.