Seguidores

10.9.11



Paradójicamente fue en esta “refinada escuela” donde aprendí el arte de la ilustración.

Partamos de un principio básico: no todo el que dibuja es ilustrador. Esto no es fácil de entender.
 Hacer un cuadro es muy distinto a realizar una ilustración aunque en apariencia los ingredientes son los mismos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¿ Cuando a un cuadro se le añade o acompaña de un texto, no se convierte en ilustración ?
¿ No es irrelevante la tecnica ?
Saludos

luis scafati dijo...

No,una pintura es eso, puede tener un título pero no lo ilustra.
Acá hay mucha tela para cortar, nos llevaría horas de charla, hay caminos ambiguos y las definiciones siempre son un límite que no refleja la realidad.
En cuanto a la técnica, es algo importante. La técnica de Paco de Lucía para tocar la guitarra es parte de lo que escuchamos, es el vehículo por donde su sensibilidad lleva eso que nos toca.
Lo mismo un lápiz o un pincel en manos de un artista. Si no tenés cierto dominio técnico difícilmente podrás expresarte.

luis dijo...

No me refería a ponerle un título a un cuadro sino que este acompañase un texto explicito , y claro la técnica es muy importante pero es indiferente que sea acuarela , grabado, oleo , etc... , Por poner un ejemplo : los borrachos ; Velazquez lo podia haber realizado bajo requerimiento de algún escritor para ilutrar su libro ( salvando anacronismos de reproducción e impresión ) siempre que la obra tenga connotación con el texto es una ilustración , independiente del tamaño y la técnica , esta puede ser buena o mala , lo mismo que la obra , otra cosa es la calidad , pero no deja de ser una ilustración .
Mi humilde opinión.
Recibe un cordial saludo , y gracias por tu tiempo que a estas edades es oro puro.