Seguidores

15.7.11

Mambo urbano


Ciudad de corazones solitarios, traficantes de ilusiones, mendigos que esconden billeteras rebosantes, testigos de Gardel, reos meditabundos que despilfarran melancolía, bellas mujeres de culos esbeltos como estatuas, ojos vacíos premeditando un suicidio, hambrientos y heridos en batallas secretas, todos desfilan frente a la ventana del bar donde tomo un café.

7 comentarios:

BLANCO dijo...

En la Hortensia. ¿Ves aquello? Acciona el mecanismo. Aquello explota. Era una ciudad.
El sofá en la revista Humor. No recuerdo el chiste. Lo de menos.
Las portadas de los libros de Bradbury para Minotauro.
Ilustraciones en la Péndulo.
Décadas más tarde, en Madrid, mi chica me regala -porque sabe que me gusta mucho Scafati- La ciudad ausente, de Piglia.
En Atlántica, una librería de cómics, que mi hijo Miguel, dibujante en ciernes -o más que en ciernes- frecuenta, compro Mambo urbano, y compruebo que los colectivos son artilugios fantasmales, poblados de fantasmas que acaban de salir de un café alfombrado con esos maravillosos suelos ajedrezados que tan bien -tan bellamente negros y blancos- dibuja ese admirado ilustrador.
Un saludo muy cariñoso a parte de mi educación sentimental.

luis scafati dijo...

Ese sofá lo gasté, hice muchos dibujos con el, el primero fue ese chiste que publicó Humor, que también olvidé.
Conclusión: nos conocemos desde el siglo pasado...mucho tiempo! un abrazo.

CARLA BADILLO CORONADO dijo...

me siento muy identificada con estas estampas. Las descripciones se ajustarían bien a lo que mis ojos ven desfilar cada vez que yo me siento en mi banquita en Caffe Trieste. ;)

Abrazo fuerte, Luis.

luis scafati dijo...

Todos los bares del planeta son el mismo bar, ese territorio neutral donde se encuentran los peregrinos, navegantes solitarios...tu Caffe Trieste está también en Buenos Aires querida Carla, salud!

Maricel dijo...

Pasé porque extrañaba tu mundo que fluye, con la intención de releer viejos posteos...y de pronto algo mucho mas luminoso que un ces´t finí iluminó la página.
Que alegría inmensa saber que volviste al ruedo Luis!
Bienvenido, maestro.

Tremendo tu retrato del reencuentro, tal vez necesitaba la pausita necesaria para terminar de bajarlo a la tierra.

Un abrazo

Maricel dijo...

Error de imprenta : C´est fini.

luis scafati dijo...

Hola Maricel, se te extrañaba.
Gracias por tu estímulo, es el combustible necesario para seguir.
Un abrazo