Seguidores

11.5.15

SEXOHUMOR





Después de la  dictadura de Videla, con los frescos  aires  de la democracia, fuimos
lentamente, descubriendo que la llamada censura se disolvía.
 Habíamos transcurrido controlados por una mojigata mirada que expresaban con eficacia ciertas instituciones de chupacirios relacionadas con la iglesia en connivencia con los uniformados.
La censura previa, la autocensura, las listas negras, eran las etiquetas que circulaban. Mordazas que nos imponían las circunstancias.
Por supuesto el tema sexual encabezaba la fila de lo prohibido.
Todavía veo en mi memoria, a un milico argumentando por tv, con la dureza de un playmovil, el porqué era inadecuado que las maestras usaran pantalones en la escuela. Hoy se me ocurre que solo Capusotto podría decirlo igual.
Es así que llegó la hora del llamado “destape” para escándalo de muchos.
 Algo que supimos importar de España.
 Hubo un aluvión de revistas dedicadas al tema.

 Los editores de Humor, lanzaron Sexhumor. Para ellos dibujé cosas como estas que  te muestro. Hoy, veinticinco  años después, suenan ingenuas.

2 comentarios:

Sevda Dere dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Sevda Dere dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.