Seguidores

20.2.15

SUCESOS


En esta época en que todo te lo dan hecho (hasta las ideas), alguien que fabrica la mesa dónde come o la pintura con que expresa algo que lo conmueve, es un naufrago de otro tiempo.
Cuando camino entre las góndolas del Easy y veo todas las “soluciones” de plástico que me ofrecen o en un restaurante la variedad de platos elaborados al alcance de mi tarjeta de crédito, no puedo dejar de evocar aquellos lejanos días en que con algunos congéneres salíamos, con  flechas talladas una por una con nuestras manos,  a cazar un bisonte para saciar el hambre de semanas de ayuno.
Cuando mis amigos despliegan un muestrario de chirimbolos (celulares, ipod, notebook, etc.) que la tecnología de punta renueva cada cinco minutos, los miro con los ojos asombrados con que los aborígenes miraban espejitos de colores.
Esta suma de sucesos, suceden al borde de mi inocencia perdida, encerrado en mi refugio de piedra, mientras afuera llueve.


1 comentario:

Sevda Dere dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.