Seguidores

7.11.14

LAS FUENTES







Por estos días, alejado del mundanal ruido, estoy dibujando árboles. Con una pluma y un frasco de tinta china me paro frente a uno de estos gigantes y lo miro.
Es una especie de limpieza visual, que tonifica mi trabajo.
 Llevar eso que está ahí, a una pequeña hoja de papel, traducir ese espacio a este plano. Mecido por la brisa, en perfecto equilibrio, el sol va moviendo sus volúmenes.
Miramos casi sin ver, me canso de comprobarlo, nos cuesta mucho mirar intensamente el mundo circundante. Dibujar es ver.
Nuestra percepción está deformada por la fotografía. Le damos demasiado crédito a la imagen fotográfica. Nuestra mirada es muy distinta, porque miramos no desde un único lugar, sino que nos movemos, nuestra visión es también tiempo transcurrido.
Cada forma encierra su secreta geometría, la busco con líneas, puntos, manchas.

Volver a las fuentes, decían los viejos maestros.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Son geniales!! Sos el artista de mi vida! y después de haber leído "Vacío y Plenitud" de Francois Cheng creo que te entiendo más.

PaBloSco dijo...

Hola, sabias palabras . me gusta mucho tu dibujo(en general)
compruebo cada vez que me detengo a mirar, lo poco que lo hago. por suerte es un ejercicio y nada es definitivo. puedo volver a VER y a dibujar siempre.
gracias por la inspiración