Seguidores

25.8.13

VACIO


-Me paraliza el papel vacío – me dice frente a la hoja de papel blanco.
La hoja de papel nunca está vacía.
Ya la forma que elegiste, si es cuadrada o rectangular, si está vertical o apaisada es parte del dibujo, aunque todavía no hayas trazado una sola línea.
Además, en esa superficie blanca, aunque no las veas, hay dos líneas que lo atraviesan oblicuamente de un ángulo al otro y se cortan en un punto en el exacto centro, equidistante de los cuatro lados. Generan tensiones. Eso también es dibujo.
Esto es  parte de lo que llamamos  composición.
Componemos cuando ordenamos un cuarto, cuando distribuimos los muebles en un espacio, cuando nos vestimos y combinamos formas y colores, cuando tomamos una foto.
Componer es organizar.
Dibujo no es solo esa imagen que hacemos sobre un papel con un lápiz o tinta. Dibujo es también el espacio que la rodea, lo que no tiene nada, el vacío.
Un buen ejercicio es dibujar una figura, recortarla y moverla sobre una superficie cuadrada o rectangular. De acuerdo dónde la ubiques, a la izquierda a la derecha, arriba o abajo tendrá más o menos intensidad.
Pensá que el papel es como un escenario, no es lo mismo entrar a ese escenario por la izquierda o por la derecha, cada lugar tiene su intención, su jerarquía.
Seguramente esa jerarquía es la que marca el precio de un aviso en un diario según la página par o impar o el lugar en que lo coloques.
O sea, comenzaste a dibujar en ese papel “vacío” mucho antes de poner una línea.
Todos los días alguien me escribe preguntándome si doy clases de dibujo, no doy clases, aunque hoy me salió el maestro ciruela que dormita en un rincón.


3 comentarios:

roberto dijo...

Fati, con vos se aprende aunque no digas nada, ver tus laburos ya nos enseña un montonazo!

luis scafati dijo...

Gracias Roberto, espero verte algún día por las sierras, un abrazo.

Cecilia Ruwette dijo...

Totalmente de acuerdo con tu comentario